Chicha Osorio

CHICHA OSORIO: RETRATO DE UNA #MAMÁSINFILTRO

Chicha Osorio

CHICHA OSORIO: RETRATO DE UNA #MAMÁSINFILTRO 

Nuestra protagonista #AsíSomos y #MamáSinFiltro favorita, nos cuenta cómo combinó su maternidad con su profesión, sus mejores anécdotas como mamá y el mensaje que siempre quiso transmitir. Charla imperdible con Chicha Osorio, ícono indiscutido de la moda.

“No sentí como otros padres el nido vacío porque, quizás por mi independencia, me gusta que mis hijos vuelen solos”, nos dice Chicha, madre, empresaria, socia de Mannequins y ex modelo, ícono de la moda desde hace más de 50 años. 

 

Elegante, creativa, fresca y luchadora, charlamos con una verdadera #MamáSinFiltro. “Todas las madres tratamos de hacer lo mejor que podemos y nos equivocamos un montón. No hay escuelas para enseñarnos a ser buenas madres. Lo que sí sé es que di lo mejor que pude”, nos dice Chicha Osorio.

 

En el mes de las madres, ¡te invitamos a conocer a esta mujer referente!

chicha osorio

¿Podés contarnos de tu familia? 

Soy madre de tres hijos. El mayor, Carlos, a su vez es el padre de cuatro de mis nietos: Ignacio, Virginia, Agustina y Catalina. Luego Rodrigo, padre de mis otras dos nietas: Malena y Paloma. Candela, que es la más pequeña, vino después de seis años del menor. Es la única mujer y vive en San Martín de los Andes.

Si tuvieras que describirte como madre en una palabra…

Sería absolutamente difícil para mí… Como todas las madres, traté siempre de hacer lo mejor que pude y me equivoqué un montón. No hay escuelas para enseñarnos a ser buenas madres… Lo que sí sé es que di lo mejor de mi.

¿Qué nos podés contar de las diferentes etapas que viviste como mamá?

Cuando eran chicos quizás me perdí mucho de su crecimiento por tanto trabajo; continuamente tenía viajes, eventos y mil cosas. Después, en la adolescencia, traté de remontar eso y fui quizás media sobreprotectora. Más adelante, no sentí como otros padres el nido vacío, quizás porque, por mi independencia, me gusta que mis hijos vuelen solos. Ahora, lo único que puedo decir es que mi felicidad depende muchas veces de verlos felices a ellos. 

¿La anécdota más divertida que hayas vivido como mamá?

Tengo muchas anécdotas graciosas con los chicos, pero dos son mis favoritas.

Una, con mi hija menor, que como era la única mujer siempre fue un poco malcriada (risas). Ella tenía dos años y medio y un día cuando volvía de trabajar, súper cansada, me encuentro con que el living era un campamento de indios. Había cortado papeles… era un horror. Entonces, en vez de enojarme, del susto he dicho: “Ay, ¿quién hizo esto?”, y ella creyó que era una alabanza y dijo: “yo solita”. Por supuesto que el enojo se convirtió en una carcajada, y hasta el día de hoy tenemos el “yo solita” como anécdota compartida.

Otra anécdota como mamá, es con mi hijo mayor. Recuerdo que me hicieron una nota en La voz del interior, fueron a mi casa para entrevistarme, le hicieron también algunas preguntas a él solo, y escucho que le contesta a la periodista: “Soy un admirador de mi mamá. Siempre linda, salvo cuando se despierta”. El chico era totalmente sincero… me debo haber despertado con los pelos así (risas).

¿Cómo combinaste la maternidad con tus proyectos personales?

La verdad no fue fácil… El trabajo te atrapa y el ser profesional no te permiten decir “pará mundo, me quiero bajar”. Traté de equilibrar el tiempo que les estaba robando, con mi descanso. A veces llegaba muy cansada pero igual dedicaba todo de mi para compartir con ellos. Hice lo que pude… Seguramente me equivoque un montón, pero lo importante es darlo con el corazón y realmente estar presente, para que ellos sepan que realmente los amás. 

¿Qué te gustaría transmitirle a tus hijos e hija?

Yo creo que les he transmitido siempre con el ejemplo: las palabras no son suficientes cuando se actúa de otra manera. A mi me enseñaron a valorar la vida, la honestidad, la sensibilidad hacia los otros, el respetar a las personas, sean reyes o mendigos. Creo que me puedo olvidar de algo, pero es lo principal que tengo presente y siempre les he querido transmitir. 

¿En qué te considerás una #MamáSinFiltro?

Creo que generalmente me pasa cuando me supera la crítica. Me considero una madre sin filtro, antes y ahora, cuando creo que algo que están diciendo de mis hijos es una injusticia.

Sin comentarios

Haz tu comentario